miercuri, 10 august 2011




4 comentarii:

Andrei Langa spunea...

No parecen ser flores de acacia, pero muy atractiva la imagen...

me gusto,
andrei

Ana Muela Sopeña spunea...

Andrei:
Dentro de las acacias hay varias especies. Con flores amarillas, con flores más bien blancas. Ésta es una variedad. Me gustó el intenso color amarillo. Me parece muy alegre.

Ana

Miguel Iñiguez spunea...

Gracias Ana, por este encargo, saludable espera por mi parte, y bien puedo decir que ha merecido la pena.
Impacta ir recorriendo palabra a palabra un idioma que no entiendo pero que ha pisado (el poema), otra tierra de acogida, otra cultura.
Recuerdo de este poema estar sentado en la barra de un bar y anotando su sentido, su intento de significación en el móvil, y sin pensar
que luego daría título a un blog, espacio de publicación para literatura y eventos con vosotros, Víctor y tú.

Sigo pensando que, detención, parada, inmovilización, estación, sea por el motivo que sea, merece la consideración de “convenio entre los hombres”,
espacio leve, de prudencia, de ausencia de verdad. Si es que pudiera ser otra morada más antigua que el oportunismo; Sería un lenguaje que concede más lenguaje, más palabra y
más noches de cielo abierto.

Gracias Andrei, gracias Ana

Un abrazo

Ana Muela Sopeña spunea...

Es hermoso que un instante de inspiración diera paso a un poema. Después, el poema dio paso a un blog, a un espacio de encuentro entre poetas, hombres, mujeres, ideas, lectores...

Y, ahora, el poema cruza fronteras al ser traducido por Andrei al rumano, bella lengua, hermana del español.

Me alegra, Miguel, que estés contento.

Un abrazo grande
Ana