marți, 28 decembrie 2010

Eu cred

*
Eu cred că suntem un popor vegetal,
De unde altfel liniştea
În care aşteptăm desfrunzirea?
De unde curajul
De-a ne da drumul pe toboganul somnului
Până aproape de moarte,
Cu siguranţa
Că vom mai fi în stare să ne naştem
Din nou?
Eu cred că suntem un popor vegetal-
Cine-a văzut vreodată
Un copac revoltându-se?


Ana Blandiana


*****

YO CREO

Yo creo que somos un pueblo de plantas,
de otra manera, ¿de dónde sacamos la calma
con que esperamos ser deshojados?
¿De dónde el valor
para empezar a deslizarnos en un tobogán de sueños
tan cerca de la muerte,
con la certeza de que podremos
nacer de nuevo?
Yo creo que somos un pueblo de plantas,
¿Quién ha visto
a un árbol rebelándose?


Poema de Ana Blandiana traducido al español por Beatriz Estrada Moreno

6 comentarii:

anastasialanga spunea...

Es algo que siempre me ha gustado... Ademas, los poemas de Ana Blandiana (Otilia Valeria Coman)tienen mucho che ver con la lírica de Lucian Blaga.

Ana Muela Sopeña spunea...

Me alegra, Anastasia, que este poema sea de tu agrado.

Un saludo
y Feliz Año 2011 para ti y toda tu familia
Ana

Bettychurris spunea...

Hola, hoy me encontré con mi traducción en tu blog y sólo pasé para agradecerte. Acabo de publicar unas traducciones con una amiga rumana en el periódico de poesía de la UNAM de Ion Minulescu por si te interesa darte una vuelta. ¡Saludos desde México!

http://www.periodicodepoesia.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=1652&Itemid=88

Ana Muela Sopeña spunea...

Beatriz, es un honor tu paso por este blog. Por supuesto me interesaría publicar tus traducciones de Ion Minulescu. Es una alegría y un honor.

Un abrazo hasta México
Ana

EMMAGUNST spunea...

Mirá a dónde vengo a parar!!! sigo buscando a Ana Blandiana, y llego hasta vos sin querer! esta casita no la conocía. Un abrazo Ana!!!

Ana Muela Sopeña spunea...

Hola Emma, tengo muchos blogs. Este es uno de ellos. Aquí, el artista de la traducción es Andrei Langa. Yo soy la editora.

Me alegra que buscando a Ana Blandiana hayas llegado hasta aquí.

Un abrazo
Ana